No es novedad que uno de los objetivos del Atlético de Madrid para el curso que viene es Bruno Fernandes, quien ha cuajado una magnífica temporada en el Sporting de Portugal. Igual que sucede con João Félix en el Benfica, cuya cláusula de rescisión es de 120 M€, la del centrocampista luso, de 24 años, es de 100 M€.

Por tanto, el cuadro rojiblanco tendrá que tirar de chequera si desea incorporar a los dos jugadores portugueses de cara al curso que viene. «Estoy bien en el Sporting, no pienso en salir, pero hay clubes y propuestas que no se pueden rechazar. Solo me iré si el Sporting está de acuerdo conmigo», ha comentado recientemente Bruno Fernandes en Rádio Renascença. Otros clubes que están interesados en hacerse con sus servicios son Manchester United, Tottenham Hotspur, Manchester City e Inter de Milán.