Bayern Múnich 1 – 2 Bayer Leverkusen

Después de golear al Estrella Roja en la quinta cita de la fase de grupos de la Liga de Campeones, con una actuación estelar de Robert Lewandowski, que firmó un póker, el Bayern Múnich se reenganchaba a la Bundesliga con la visita del Bayer Leverkusen. El Allianz Arena se vestía de gala con el firme propósito de sumar un nuevo triunfo en el campeonato doméstico, todo ello para asaltar tarde o temprano el liderato que, por ahora, ostenta el RB Leipzig tras su triunfo en el feudo del Paderborn.

Pese a que el cuadro bávaro partía con la vitola de favorito, sería el conjunto comandado por Peter Bosz el que golpearía primero. Leon Bailey, la gran promesa del Leverkusen, aprovecharía una asistencia de Kevin Volland para subir el 0 – 1 al electrónico. Thomas Müller, que está recuperando la confianza de la mano de Hans-Dieter Flick, devolvería la paridad a la contienda superada la media hora de juego (1 – 1), merced a un pase filtrado por Leon Goretzka. No obstante, Bailey conseguiría el doblete en su cuenta al conectarse de nuevo con Volland para enmudecer a la parroquia local antes del descanso (1 – 2). El Bayern, que llevó a cabo un auténtico acoso y derribo en la segunda mitad, trataría de aprovechar la situación de superioridad numérica con motivo de la expulsión de Jonathan Tah. Aun así, el conjunto de la aspirina, que tendrá opciones de avanzar a los octavos de final en el grupo del Atlético de Madrid, noquearía al actual campeón germano.