Ni la sombra que su hermano cuando hay un balón por medio, el pivote alemán nacido en Stuttgart hace 23 años Rani Khedira está viviendo una temporada gris en el RB Leipzig, conjunto revelación de la Bundesliga. Así, el germano apenas ha sumado 9 partidos (1 como titular, 145 minutos) con el recién ascendido que la próxima temporada disputará la Champions League.

Así, a la vista de las pocas oportunidades, el futbolista germano dirá adiós a final de temporada. Su destino, a tenor de lo que publica TMW, podría encontrarse en Dinamarca, donde el Brøndby vería con muy buenos ojos la posibilidad de contar con él.