A falta de flecos para que se anuncie oficialmente su próximo destino, este parece que será finalmente el encargado de reconducir la situación de la Selección Italiana de Fútbol, como ya se rumoreaba ayer. Según Il Corriere dello Sport, los contactos entre los directivos de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) y el técnico italiano han sido muy frecuentes y estimulantes de cara a alcanzar un acuerdo en el que Puma, la marca sponsor, jugaría el papel complementario para asumir parte del salario del reconocido entrenador.

De esta manera, Carlo Ancelotti aceptaría la propuesta de dirigir al combinado nacional de su país a pesar de haberse mostrado reacio en un principio, donde hubiera preferido valorar otras de las propuesta que podrían llegar sobre su mesa, como podría ser la opción del Arsenal, dejando así el camino libre para otros contendientes por el puesto.