Era un secreto a voces, pero se acaba de anunciar de manera oficial. Tras ampliar su vinculación con el Sevilla FC, Carlos Fernández pone rumbo al Granada CF. El ariete permanecerá en calidad de cedido durante el curso 2019-2020, donde tendrá la oportunidad de jugar en la categoría de oro del fútbol nacional. Cabe recordar que la pasada campaña estuvo en las filas del Deportivo de la Coruña, donde se ganó el cariño de la parroquia gallega.