Tras los rumores sobre la posible venta del Celta de Vigo acaecidos en las últimas horas, su presidente Carlos Mouriño ha comparecido hoy en rueda de prensa ante los medios gallegos. No ha descartado esa venta, aunque también ha defendido su gestión y ha intentado implicar al ayuntamiento en el futuro de la entidad.

«No veo futuro a largo plazo en el Celta, hay dudas, nubarrones y escasas posibilidades de salir con la actual estructura. La ciudad tendrá que decidir qué hacemos con el Celta. Haré lo mejor que creo para el Celta y si eso es darle una solidez económica y eso implica la venta, lo venderé», afirmó el dirigente.