La andadura del chileno en el club gallego está finalizada a falta de concretar su salida debido a un incidente entre el futbolista y Eduardo Berizzo. Por esto, el club vigués se ha puesto manos a la obra en busca de un sustituto que refuerce la mediapunta y el técnico argentino tiene claro a su preferido: Ricky Álvarez.

El jugador compatriota del Eduardo Berizzo juega en la Sampdoria tras llegar gratis el pasado verano procedente del Sunderland. Tal y como informa Faro de Vigo, las negociaciones entre el futbolista y el Celta de Vigo se encuentran en curso ya que el acuerdo con el club italiano está cerrado por 4 M€.