Llegado a la disciplina del Celta de Vigo un año atrás a cambio de 13,5 M€ como una clara apuesta de presente y futuro para la escuadra gallega, el joven talento turco de 21 años Emre Mor no ha brillado lo que se hubiera esperado en nuestra Liga. Así, el que fuera jugador del Borussia Dortmund está mostrando desde el comienzo de la pretemporada una actitud muy similar a la que ya evidenció el pasado curso, según recoge el diario Marca.

Pese a que desde distintos estamentos del club se han lanzando mensajes al futbolista de forma pública y privada, el jugador no está trabajando al nivel deseado. Tanto es así que desde el Celta de Vigo verían con muy buenos ojos, si bien resulta imposible recuperar la inversión, por lo que el adiós será tremendamente complicado.