No ha sido una temporada sencilla para Emre Mor, quien no tuvo muchas oportunidades en el Celta de Vigo de parte de Juan Carlos Unzúe. Este turco de 20 años es uno de los jugadores con más calidad del equipo olívico en la actualidad, pero también de los menos disciplinados en el terreno de juego.

Ahora se especula con su posible salida, pese a que la escuadra gallega ha vivido un cambio en el banquillo. Y es que desde Turquía es pretendido nada menos que por el Galatasaray, club que desea incorporarlo a sus filas para la siguiente temporada.