Arthur Masuaku. Ése es el nombre del futbolista que podría mejorar las prestaciones defensivas del Celta de Vigo. Y es que, según relata Marca, el cuadro celeste considera que por su atractiva mezcla de poderío físico, juventud y precio (apenas costaría 500.000 euros), el galo podría ser el futbolista idóneo para reforzar el costado zurdo de la zaga.

Forjado en la cantera del Valenciennes, el carrilero apareció en la primera plantilla la pasada temporada, aunque ha sido su rendimiento en la última campaña (28 partidos, 1 gol) el que le ha permitido captar la atención del cuadro vigués y del Olympique de Marsella.

Por cierto, siguiendo con la actualidad celtiña, el Faro de Vigo asegura hoy que tras el fichaje de Joaquín Larrivey, las opciones de que Iago Aspas regrese a Balaídos han disminuido considerablemente.