No abandonará el Celta de Vigo. Así lo asegura La Voz de Galicia después de que el cuadro vigués y el Beijing Guoan rompieran el acuerdo previo ante la exigencia del cuadro chino en rebajar en 5 M€ la oferta inicial por el jugador.

De esta forma, Maxi Gómez, cuyas dudas de un cambio de aires parecían no convencerle de un traspaso a la Superliga China, se solventarían con la decisión del club de romper las negociaciones, por lo que seguirá en la plantilla celeste al menos hasta el próximo verano si no hay más novedades en cuanto a su situación y ningún equipo vuelve a mostrar un interés fuerte en el ariete uruguayo.