Autor de 21 goles en 29 partidos la temporada pasada, su concurso fue clave para que el Celta de Vigo saliera del peligro del descenso. Iago Aspas es el gran referente del cuadro celeste a sus 31 años y ahora, en declaraciones a la Televisión de Galicia, ha mostrado su gran compromiso con la escuadra gallega.

«Hasta que llegue el día de mi retirada, intentaré conseguir un título con el Celta. Es cierto que estando en el Sevilla ganamos la Europa League, pero entonces mi protagonismo en el equipo era inferior al que yo deseaba tener. Me gustaría seguir ligado a este deporte, bien ejerciendo como entrenador o como director deportivo, que también es algo que me atrae», afirmó el delantero.