Pretendido el pasado verano por escuadras como Nápoles o PSG, Stanislav Lobotka se ha convertido a sus 23 años en pieza importante del Celta de Vigo. Y ahora en declaraciones a La Voz de Galicia no excluye el serbio la posibilidad de cambiar de aires este mismo verano.

«Hubo ofertas de varios clubes, pero jugaré en el Celta al menos media temporada. Está claro que todos los futbolistas del Celta quieren probarse en un club más grande de Europa. En el fútbol, todos quieren jugar la Champions League», afirma el jugador. Su cláusula de rescisión es de 50 M€ y el Nordsjaelland se llevaría el 20% de una futura venta.