César Azpilicueta se ha convertido en uno de los futbolistas preferidos de José Mourinho. Claro está, que en los gustos personales siempre hay un grado de subjetividad, pero el lateral español ha demostrado ser uno de los mejores defensores de la Premier League, si nos fijamos en las estadísticas.

Y es que el ex del Osasuna, tiene una cualidad que no tienen muchos de los considerados mejores defensas del mundo. El navarro es capaz de defender sin apenas hacer faltas. Tanto es así, que informalmente ha sido declarado el defensa más limpio de la Premier League. El español no recibe una tarjeta amarilla desde el 8 de marzo de 2014, y su promedio de faltas el pasado años fue de 1 por partido (30 en 29 partidos).