«Siempre puede ganar un partido en uno o dos minutos, pero en este momento no es un líder, sino un gran jugador, uno de los mejores del mundo». En días previos, el técnico del Chelsea, el italiano Maurizio Sarri, lanzaba esta inesperada crítica contra Eden Hazard, futbolista de su escuadra al que acusa de no ser capaz de ejercer como líder.

Anoche, tras el choque de EFL Cup en el que anotó uno de los tantos que dio la victoria a su equipo ante el Tottenham, el belga fue cuestionado al respecto y aseguró no sentirse en absoluto preocupado por estas manifestaciones. «No me importan. Yo intentó jugar mi fútbol y sólo quiero hacer lo mejor para este equipo», aseveró.