Eden Hazard ha recuperado la sonrisa. Autor de 3 goles en los dos últimos compromisos del Chelsea, el belga vuelve a exhibir el nivel que llevó a los blues a invertir unos 40 M€ en su fichaje y que parecía perdido tras su última y decepcionante temporada. Curiosamente, en el renacer del atacante ha jugado un papel determinante una de las recientes contrataciones del cuadro londinense, el lateral zurdo español Marcos Alonso.

«No ha cambiado demasiado las cosas con Conte. Solamente que tengo más libertad con y sin la pelota. No necesito bajar a defender el lateral porque ahí siempre está Marcos Alonso. Yo me centro más en permanecer en mi posición. Y cuando me llega la pelota tengo más libertad, puedo moverme y crear más peligro», reveló.

Igualmente, en su última comparecencia ante los medios, el futbolista no tuvo problemas en entonar el mea culpa por lo ocurrido el pasado curso. «La temporada anterior fue difícil para mí. Traté de ser el mismo jugador que había sido. No sé qué me pasó, no hay excusas. Yo no estaba al primer nivel. Ahora estoy tratando de jugar como cuando era niño, disfrutando. Mi posición es diferente, entro más y tengo más libertad», analizó.