Un gol en 573 minutos de juego. Este es el pobre balance que acompaña al delantero francés Olivier Giroud en el Chelsea durante esta temporada. A sus 32 años, y con la competencia con Álvaro Morata por un lugar en los onces de Maurizio Sarri, ya se ha hablado acerca de una posible salida del internacional galo coincidiendo con la apertura del mercado invernal. De hecho, distintos conjuntos han aparecido en escena con la intención de acogerle.

Sin embargo, los planes del futbolista no pasan por ahí. Esto es precisamente lo que se ha encargado de afirmar el delantero en declaraciones que recoge TMW. «Lo pude pensar la temporada pasada por la necesidad de minutos para jugar el Mundial, pero la perspectiva es diferente ahora que conquistamos el título con Francia. No necesito meter más presión al respecto. Soy un luchador y siempre quiero más minutos, pero estoy en un gran club, quiero seguir peleando por un puesto y no está en cuestión salir del equipo para buscar otro destino», espetó.