Lejos queda aquel Christian Benteke (26 años) que deslumbró en las filas del Aston Villa, cuando fue la referencia de un equipo que aún militaba en la Premier League y que destacaba con la aportación del belga en la punta. Desde que abandonó Villa Park, el futbolista no ha vuelto a ser el mismo, pasando a ser una imagen difuminada del que era entonces. El Liverpool apostó con fuerza, invirtiendo 46’5 M€ en un fichaje que no repercutió de la formada esperada.

Conclusión equivalente para el Crystal Palace, que decidió tratar de recuperar la mejor versión de un delantero que no ha vuelto a aumentar sus prestaciones. 31’2 M€ movieron al ariete a Selhurst Park que vivió una pasada buena temporada en sus filas, lo que hacía presagiar que quizá estaba cerca de volver al nivel al que se le esperaba.

Pero la presente campaña devolvió a la realidad en la que se encuentra sumergida el jugador, quedando reflejado su estancamiento en 24 encuentros disputados y tan solo 2 tantos. Cifras que hablan por sí solas y que hacen la desesperación de su club, que ya desea desprenderse de él y encontrar un equipo dispuesto a dejar un pellizco que amortigüe la inversión. Así, según The Sun, el agente del belga se encuentra en China ofreciendo sus servicios a varios equipos con la intención de que se muevan para sacarle de los eagles el próximo verano.