El delantero belga ha vuelto a sentirse importante en el Crystal Palace tras un paso aciago por el Liverpool y no se plantea salir del club que actualmente dirige Sam Allardyce. Es más, el futbolista ha rechazado una oferta del Beijing Guoan que ponía sobre la mesa un suculento sueldo, tal y como apunta The Sun.

Las cifras son mareantes: 10 M€ por temporada para Christian Benteke y 47 M€ para el Crystal Palace; pero la oferta ha sido rechazada por ambas partes a pesar de que esta era bastante tentadora para ambas partes. El belga quiere seguir jugando en Inglaterra durante más tiempo y no aceptará ninguna oferta exótica.