Anoche se proclamó campeón de la Supercopa de España el FC Barcelona ante el Sevilla y Claudio Bravo fue uno de los hombres del partido. Paró un penalti y se le vió seguro en muchas acciones del encuentro.

Sin embargo el portero chileno parece tener las horas contadas en el cuadro blaugrana, todo apunta a que el Manchester City será su nueva casa. El director deportivo del club Robert Fernández hizo unas declaraciones al respecto que recoge Mundo Deportivo: «Se dicen muchas cosas, lo único que te puedo decir es que el sábado estará con nosotros» (aludiendo al partido de liga que lo enfrentará al Real Betis). «Si al final Bravo se va, tendrá que venir antes un portero», añadía el directivo culé.