Claudio Bravo llegó al Manchester City en verano tras dos años rindiendo a un buen nivel en el FC Barcelona pero las cosas no le fueron como esperaba. Después de haber disputado 26 partidos con los sky blues el chileno fue relegado al banquillo por su irregularidad y sus fallos, tras recibir numerosas críticas.

Su continuidad en el combinado del Etihad Stadium se antoja complicada y por ese motivo aparece ahora un destino en España para él. Nos referimos al Villarreal, escuadra que según Triball football desea hacerse con sus servicios para suplir al lesionado Sergio Asenjo de cara al curso que viene.