El máximo mandatario del Valencia, Peter Lim, tiene marcado en su agenda una cita pendiente. Esta, en cuestión, deberá producirse con Nasser Al-Khelaïfi, dueño del PSG, para concretar la opción de que el conjunto valencianista mantenga en sus filas al extremo luso que ha maravillado a la afición ché y al propio inversor asiático. Atendiendo a la situación del club parisino y a la buena relación que mantiene ambos, la prensa francesa descubrió un acuerdo que aún tendría que consolidarse, por lo que se espera esta reunión definitiva en la que pueda tomar forma.

Para esto, según Súper Deporte, Lim se dejará caer por París próximamente, aunque sin fecha oficial conocida, para sentenciar una operación en la que el club apostaría todas las cartas que tiene sobre la mesa con tal de sumar a sus filas el talento del que ha hecho gala Gonçalo Guedes esta temporada, siendo un claro elemento diferencial por el costado de los que escasean en plantilla. Si finalmente lo consigue, el singapurense habría dado un puñetazo sobre la mesa para consagrar las aspiraciones del club que dirige.