«El Sr. Li quería a Cristiano en el equipo porque creía que tendría una gran repercusión en el mercado chino. El jugador quería irse del Madrid. Nos reunimos en julio de 2017 con su agente Jorge Mendes para verificar los costes y la disponibilidad del jugador. Entonces lo convencí de que abandonase el sueño: Cristiano era demasiado caro».

Estas declaraciones de las que se hace eco Sole24Ore son de Marco Fassone, ex director general del AC Milan, que ha hablado sobre el interés del cuadro rossonero en fichar a Cristiano Ronaldo en 2017, cuando siguió otro año en el Real Madrid antes de ir este verano a la Juventus.