En el choque entre Atlético de Madrid y Juventus de Turín volvieron a saltar chispas entre Cristiano Ronaldo y la afición colchonera. Aunque el portugués milite en la actualidad en el conjunto italiano, no olvidan su pasado como jugador del Real Madrid.

En la noche de ayer no marcó, y es noticia, puesto que el Atlético de Madrid es una de sus víctimas favoritas. Pese a no sumar el tanto, Cristiano no desaprovechó la oportunidad de dirigirse a la afición después de los pitidos e insultos que le lanzaban cuando llevaba el balón: «Aprended, tenéis que aprended», decía el portugués mirando a la grada.