Si hace unos días era Joaquín el que contaba su fichaje frustrado por el Real Madrid, ahora su padre Aurelio Sánchez ha hablado en El Español sobre el interés que el Chelsea mostró por este jugador en la etapa de José Mourinho, y ha revelado que fue el jugador el que rechazó ese cambio de aires.

«El fichaje por el Chelsea estaba hecho, eran 36 millones de euros para el club más otros tres por un amistoso; y seis por temporada para Joaquín, que firmaría cinco años. Yo me llevaría tres millones de euros y Jorge Mendes otros tres por la operación. Él estaba en Madrid y lo llamé para que cogiese el primer avión para Sevilla, que tenía que firmar; y él me respondió que tranquilo, que él se volvería en el AVE y que de firmar ‘nanai’, que estaba a gusto en el Betis, viviendo en Sevilla y que de ahí no se movía. Y no firmó. Él tenía la última palabra. Se lo rifaba toda Europa y a él le perdió su amor por el Betis. Podía haber hecho una fortuna», afirmó el padre del futbolista.