Una de las sensaciones de la goleada del PSG ante el FC Barcelona fue sin duda Adrien Rabiot, que se marcó un partidazo en la medular, robando balones, distribuyendo juego y siendo el faro de su equipo en todo momento. De hecho tras el duelo del martes ya ha protagonizado los primeros rumores que lo han alejado del Parque de los Príncipes.

Y ahora el diario Sport acaba de revelar que la propia entidad catalana quiso en el año 2014 al joven mediocentro de ahora 21 años. Entonces Andoni Zubizarreta le propuso tener ficha en el filial y entrenar con el primer equipo, pero finalmente la operación no llegó a buen puerto.