Señalado como uno de los grandes anhelos del Real Madrid, el centrocampista español Brahim Díaz estuvo a un paso de recalar en el FC Barcelona en el año 2012. Según cuenta As, el futbolista llegó a visitar las instalaciones de La Masía, pero la operación no pudo concretarse porque su club de entonces, el Málaga, le convenció de que lo mejor para su carrera era continuar vinculado al conjunto andaluz.

Un año más tarde, el cuadro de Martiricos no tuvo tanta suerte y no pudo hacer nada para evitar que el talentoso jugador hiciese las maletas y pusiese rumbo al Manchester City. Los skyblues apenas tuvieron que pagar unos 300.000 euros para hacerse con sus servicios.