Es habitual que cuando dos grandes de Europa se enfrentan, como sucederá mañana con FC Barcelona y Borussia de Dortmund, se retomen informaciones del pasado. Es lo que ahora hace Mundo Deportivo explicando que los culés fueron a por Marco Reus en enero de 2016, si bien el delantero alemán no quiso cambiar de aires al no tener garantizada la titularidad.

Hoy precisamente en rueda de prensa el atacante ha hablado sobre la posibilidad de recalar en el Camp Nou en el futuro: «Hace poco he ampliado mi contrato. Cuando termine mi contrato tendré 33 o 34 años. Estoy muy agosto aquí. Para mí, y para otros, es la primera vez que jugamos aquí. Qué más se puede pedir que jugar aquí y ganar».