«Tiene una clara visión del juego y muestra actitud y filosofía positivas. Respeto incluso cuando no gana, por la influencia que tiene en este juego. Hablé con él algunas veces y una vez vino a mi casa, cuando era jugador, porque quería jugar por el Arsenal».

Estas declaraciones que recoge beIN Sports corresponden a Arsène Wenger, entrenador del Arsenal que ha hablado así de Pep Guardiola, actual entrenador del Manchester City. A pocos días de que ambos se enfrenten en la final de la Carabao Cup, el galo ha recordado que el español quiso fichar por los gunners cuando era jugador.