Presidente con el que el Real Madrid logró dos Ligas de Campeones, Lorenzo Sanz ha hablado de su etapa al frente de la escuadra de Chamartín. Lo ha hecho en el programa Ídolos, en la que reconoció que Luis Aragonés estuvo muy cerca de entrenar al equipo en dos ocasiones.

«Luis Aragonés pudo entrenar al Madrid dos veces. Cuando llegué a la directiva, en el 85, el entrenador iba a ser Luis. Él era muy amigo mío, nos juntábamos casi todos los días en una cafetería y en mi casa prácticamente cerramos el acuerdo para que se viniera. A él le quedaba un año de contrato con el Atlético y el presidente de aquel entonces, Vicente Calderón, estaba en el extranjero. Luis pensaba que cuando volviera a España le iba a convencer para que quedara libre y poderse venir al Madrid, pero al final no le dejó (…) La segunda vez creo recordar que fue cuando él estaba entrenando al Espanyol. También hubo un momento para haberlo podido cerrar, pero al final no se llegó a concretar», espetó.

Además, el que fuera máximo mandatario merengue, recordó el haber cerrado un acuerdo con Thierry Henry, del que señaló que «Jugaba en el Mónaco, le convencimos para ficharle y llegó a firmar el contrato. Cuando le teníamos metido en el avión para venirse a Madrid llegó el padre y dijo que no podía irse, que le daba miedo el presidente del Mónaco. Yo le dije que no se preocupara, que yo lo arreglaba, pero al final insistió tanto en su negativa que se jodió la operación».

También habló Lorenzo Sanz de la posibilidad de haberse hecho con Lionel Messi antes de que el argentino aterrizara en el FC Barcelona. «El actual representante de Asensio (Horacio Gaggioli ), fue el que trajo a Messi a España. Los padres le dijeron que se lo tenía que traer aquí, pero él todavía no sabía si llevárselo a Madrid o a Barcelona. Le dijeron que donde fuera él, se iba el niño, pero al final se fue al Barça», reconoció.