Un jugador que se encuentra en la rampa de salida del Deportivo Alavés es Dani Torres. El colombiano, que desembarcó en 2016 en Vitoria, supuso una inversión para el cuadro babazorro de 3,2 M€. No obstante, atendiendo a lo publicado por el diario As, da la sensación que no termina de encajar en el esquema de Asier Garitano. Es por ello que la entidad de Mendizorroza desea buscarle acomodo.

Es evidente que llegó con un cartel más que interesante al Alavés, especialmente por ser internacional con la Selección de Colombia. En Sudamérica se había labrado un gran prestigio, pero su notoriedad fue decreciendo con el transcurso del tiempo en las filas del equipo blanquiazul. Cabe recordar que el Albacete Balompié acogió a Torres, de 29 años, en calidad de cedido el pasado mes de enero. De hecho, se ha rumoreado con su posible regreso al Carlos Belmonte, pero parece que será finalmente el Real Oviedo quien incorpore a sus filas al cafetero.