El técnico escocés fue bastante claro ante la posibilidad de que su equipo, el West Ham United, pueda contar con el centrocampista del Arsenal en un futuro próximo: « Jack Wilshere sería un jugador al que tendríamos que mirar si estuviera disponible». David Moyes considera que el mercado de enero puede ser el punto de inflexión que marque la diferencia entre salvar la temporada o quedar relegado a la parte baja de la tabla que podría concluir con la pérdida de la categoría, por lo que el tratamiento que se le de a la plantilla durante el próximo mes será el factor importante en la balanza.

Para ello, la llegada de un jugador de la talla de Wilshere podría sentarle realmente bien a la medular de los hammers. Con un contrato que termina en 6 meses, su salida del Emirates Stadium podría ser más que factible a un bajo coste y más con la idea del jugador de abandonar el cuadro gunner en busca de minutos, aunque la idea del Arsenal es la de intentar renovar su contrato. Su visión de juego y último pase, sentaría como viento fresco a un West Ham que tiene jugadores de ataque con la calidad suficiente para aprovecharlo.