«A veces me pregunto cómo pude arreglármelas para jugar en esa situación tan difícil. Fue el período más complicado de mi vida. Estaba constantemente en la carretera, viajaba mucho, comía mal, no dormía lo suficiente, no entrenaba y, si lo hacía, lo hacía mal. Estaba totalmente fuera de mi rutina normal. Creo que nadie está preparado para algo como esto. Todos se imaginan lo que es un niño prematuro pero, hasta que no lo vives y lo experimentas, no sabes lo malo que es. Hasta que no pasé por esa situación, no supe apreciar cómo era».

Así ha hablado David Silva de su mala experiencia en los últimos meses con el nacimiento de su hijo prematuro. El jugador del Manchester City ha relatado para el Daily Mail la experiencia y además se ha referido a sus planes de futuro: «Me queda contrato en el Manchester City. Todo lo que voy a hacer es concentrarme en disfrutar cada minuto».