El centrocampista brasileño llegó el pasado verano al club gallego en forma de cesión procedente del Udinese y se ha adaptado a la perfección a la vida en el norte de España además de convertirse en un futbolista importante para Gaizka Garitano en la medular ya que ha disputado hasta 23 encuentros hasta la fecha.

Tal es su bienestar en el Deportivo de La Coruña Guilherme ha expresado, en Radio Coruña, su deseo de quedarse en el club gallego más allá de esta temporada: «Acaba de nacer mi hijo aquí y me quiero quedar. Es coruñés, a ver si le dedico un gol, pero lo más importante es ganar».