Llegan desde Francia noticias sorprendentes, pues de acuerdo con L’Equipe Marco Verratti ha sido detenido por superar en un control de alcoholemia el límite permitido. El centrocampista, que será sancionado por este hecho por su club, el PSG tenía 0,49 mg/l mientras que la ley permite un máximo de 0,25 mg/l.

El italiano tenía por tanto el doble de lo legalmente tolerable por la ley, de manera que el club parisino ha decidido tomar también cartas en el asunto. Un nuevo episodio desagradable para este centrocampista, pretendido en 2017 por el FC Barcelona, que no termina de volver a su mejor nivel.