El futuro de Diego Rolan sigue en el aire. El charrúa está cedido en el Málaga desde el pasado verano y aún no ha decidido si permanecerá vinculado al cuadro andaluz, regresará a su club de origen, el Girondins de Burdeos, o terminará recalando en el Deportivo de La Coruña, escuadra con la que algunas fuentes aseguran que ya tienen un compromiso.

«Del futuro no sé nada. Mi compromiso hoy en día es con el Málaga. Tengo muchas cosas pendientes aquí en el club y estamos en una situación muy delicada como para estar pensando en el futuro (...) Si me tengo que quedar en el Málaga lo haría con mucho gusto. Es un buen equipo que se merece mucho más. Nos falta suerte y el fútbol no está siendo justo con nosotros. Por toda la gente que rodea al club, por los muchachos que trabajan… Por todo eso me quedaría con mucho gusto», reconoció en rueda de prensa.

Al igual que el combinado de Martiricos, el cuadro gallego también cuenta con serias opciones de descender a Segunda División, por lo que a la hora de escoger entre ambos clubes el asunto de la categoría no debería jugar un papel decisivo. «La verdad no he pensado en eso. No me lo he planteado porque mi responsabilidad es hoy el Málaga. Estamos en una situación muy complicada como para pensar en si voy o no al Deportivo aunque esté en Segunda o Primera. Mi prioridad es el Málaga y en el futuro ya veremos lo que pasa», concluyó.