El ridículo en su Mundial, recibiendo diez goles en los dos últimos encuentros y finalizando cuarto, debe significar un cambio de ciclo en la selección brasileña. Así lo entiende la afición canarinha, la cual ha pedido un giro radical. También parece haberlo entendido el seleccionador Luiz Felipe Scolari, el cual ha presentado su dimisión.

Esto es precisamente lo que apunta la información adelantada por Globo TV, la cual señala que tras poner su cargo a disposición de la Federación Brasileña de Fútbol, el seleccionador ha dimitido. Junto a él, también lo hacen el coordinador técnico Carlos Alberto Parreira, el auxiliar técnico Flavio Murtosa, el preparador Carlos Pracidelli y el preparador físico Anselmo Sbragia.