El Tottenham tiene una plantilla competitiva que no necesitará muchos retoques, a menos que se produzca alguna salida importante. Pero esto no quiere decir que los spurs se cierren en banda en el mercado, ya que este club sigue sondeando la llegada de posibles refuerzos para seguir mejorando su plantel.

Ahora el club londinense se ha interesado por dos nuevos jugadores para la medular. Según el Daily Mirror el primero es Max Meyer, centrocampista de 21 años del Schalke 04. Además de este joven talento alemán está Matías Vecino, uruguayo de 25 años de la Fiorentina.