En su afán por seguir mejorando la plantilla de cara a la próxima temporada, el Osasuna se ha hecho con los servicios de dos nuevos futbolistas. Se trata del brasileño Roversio Rodrigues de Barros, de 24 años, procedente del Paços Ferreira portugués y el internacional húngaro Krisztian Vadocz, que llega del Nec Nijmegen holandés.

El primero de ellos, por el que el cuadro pamplonica ha desembolsado 600.000 € ha sido presentado esta misma mañana, ocasión que el futbolista ha aprovechado para destacar que «Estoy muy feliz por haber fichado por Osasuna y poder disputar la Liga española, la mejor del mundo».

Por su parte, el mediocentro húngaro de 23 años ha costado a los rojillos 950.000 euros, y llegará a club después de haber militado en el Budapest Honved, Auxerre, Motherwell y Nec Nijmegen.