Tras consumar su descenso a Segunda B, el Castellón asume que la salida de su gran estrella, José Leonardo Ulloa, es inminente. Además la entidad levantina sabe que podría sacar una gran cantidad de dinero por el jugador, que ha cuajado un buen rendimiento en las dos últimas temporadas (68 partidos, 24 goles). Los dos últimos pretendientes del argentino en Primera han sido el Real Mallorca y Osasuna, según una información del diario Las Provincias.

En principio, la claúsula de rescisión del atacante era de 5 M€, pero los dirigentes del conjunto de Castalia son conscientes de que ninguna entidad deportiva llegaría a abonar esa cantidad. En cualquier caso tampoco pretenden regalar a su figura, por mucho que necesiten liquidez. Lo que parece seguro es que la carrera del delantero continuará lejos del cuadro albinegro.