Los aficionados del Aston Villa sueñan con disputar la próxima edición de la Champions League. Su equipo, de momento, es cuarto en la clasificación de la Premier League y muestra la ambición necesaria para romper la hegemonía de los cuatro grandes del torneo británico.

Consciente de la dificultad que entraña este reto, la escuadra de Birmingham parece decidida a aprovechar el mercado de invierno para reforzar su plantilla. Y los dos últimos nombres en salir a la luz han sido el del central del West Ham, Matthew Upson (29 años), por el que los villanos, según News of the World, podrían pagar más de 10 M€, y el del ariete del Sunderland, Kenwyne Jones (24 años, 4 goles en 11 partidos), tasado por el Sunday Express en cerca de 5,5 M€.