La relación entre Gonzalo Escalante y el Eibar tiene fecha de caducidad. Según cuenta la web TuttoMercato, el centrocampista ha viajado ya a tierras italianas para estampar su firma en el contrato que le vinculará con la Lazio a partir del verano que viene. El argentino aprovechará el fin de su compromiso con el combinado armero para cambiar de aires sin coste alguno.

Reclutado por los guipuzcoanos en enero de 2016, el combativo y eficaz mediocentro ha acumulado en este tiempo nada menos que 148 partidos oficiales (10 goles y 8 asistencias). Su baja dejará un profundo hueco en la medular eibartarra.