Duro golpe para el AC Milan el que ha supuesto la derrota en el derbi frente al Inter. El cuadro rossonero, que además de verse sobrepasado en la clasificación de Serie A deja muy malas sensaciones con su juego, trabaja en una serie de movimientos con vistas al futuro. El objetivo no es otro que el formar una plantilla más competitiva que la actual y poder luchar por la zona alta.

Y parece que el cuadro rossonero ha puesto sus ojos en el Atalanta para sumar nuevas piezas. Según destaca Calcio Mercato, en el punto de mira están el belga Timothy Castagne (23 años, 26 partidos esta temporada) y el alemán de 24 años Robin Gosens (27 choques disputados en este curso).