«Me deja más libertad para jugar como quiero y sobre todo, para driblar. Lo ves en los entrenamientos. Quiere a todos los jugadores metidos en las jugadas. Quiere que los extremos tengan verticalidad, que hagan centros y que intenten marcar goles. La pasada temporada no hacía lo que hago ahora. No quiero ser negativo, pero en los entrenamientos siempre jugábamos a dos toques. Me olvidé de mi identidad como jugador. Ahora estoy aprendiendo cómo mezclar un poco de todo».

Estas declaraciones que recoge el diario Sport son de Raheem Sterling, jugador del Manchester City que ha elogiado de este modo a Pep Guardiola. El extremo inglés cree que su nuevo entrenador le está ayudando a mejorar su juego y su rendimiento en este curso.