El hijo de Patrick Kluivert causó un gran impacto en la Erdevisie. De la mano del Ajax, el jugador ha crecido exponencialmente y, a sus 18 años, Justin Kluivert se ha hecho merecedor del interés de varios clubes poderosos que siguen la evolución del extremo. Todo a pesar de que la presente temporada no comenzó de la mejor forma para él y que la presencia de Amin Younes está robándole minutos.

Según Batavian, el Tottenham sería el equipo que más presencia ha tenido en el seguimiento del futbolista que también tendría al Manchester United tras de sí. El holandés acaba contrato en 2019 y desde el Ajax se temen su salida. El club le plantó una oferta de renovación pero de momento no la ha valorado, por lo que las dudas respecto a su futuro no han sido acalladas.