Después de brillar con luz propia en las filas de Extremadura y Huesca, dejando una carta de presentación fantástica en LaLiga Santander con el cuadro oscense, Enric Gallego recibió la oportunidad de poner rumbo al Getafe. El ariete era consciente de la competencia en su puesto, dado que la parcela ofensiva del conjunto azulón está integrada por Ángel Rodríguez, Jaime Mata o Jorge Molina. No obstante, aceptó el desafío con la convicción de triunfar en el sur de la capital de España.

Sin embargo, da la sensación que no termina de encajar en la disposición táctica de Pepe Bordalás. Un Getafe que está cuajando un curso sensacional en Primera División y en la Europa League, pero que se vio sobrepasado por el Badalona en la Copa del Rey. Por tanto, después de haber estado en el radar del Espanyol, que se ha decantado por Raúl de Tomás (procedente del Benfica), Osasuna ha manifestado su interés para incorporar a su proyecto a Gallego (33 años). Tal y como recoge el diario As, la entidad presidida por Ángel Torres aceptaría la salida del delantero por medio de un traspaso o con una cesión hasta que concluya el presente curso. ¿Pondrá rumbo a Pamplona?