El Arsenal de Unai Emery, que tiene pendiente la final de la Europa League que disputará el próximo 29 de mayo contra el Chelsea en Bakú, sigue pensando en fortalecer su plantel para el curso que viene. Los gunners se han fijado en William Saliba, el joven francés (18 años) que milita en el Saint-Étienne de la Ligue 1, entidad con la que tiene contrato hasta junio de 2023.

No cabe duda que la proyección de futuro del zaguero galo está más que garantizada, una incorporación que sería vital para el conjunto londinense de cara a reforzar su engranaje defensivo. El interés, según recoge France Football, se debe a la progresión de Saliba en la presente campaña con su club, con quien ha disputado 16 partidos en el campeonato doméstico.