El mercado invernal no me preocupa, no contemplo la posibilidad de que nadie se vaya. Los dirigentes tendrán siempre la última palabra, pero desde mi punto de vista estoy tranquilo porque creo que no perderemos a nadie en enero. Así ha hablado Paul Lambert, entrenador del Aston Villa, en declaraciones que recoge el Daily Star.

El preparador de los villanos no quiere quedarse a mitad de temporada sin jugadores como Christian Benteke, Ron Vlaar o Fabian Delph, que han sido vinculados con diferentes escuadras. De ahí que haya lanzado ese aviso a los pretendientes de sus jugadores.