Encontrar un recambio para Aritz Aduriz (37 años). Ése es uno de los grandes retos que tiene por delante el Athletic Club. Aunque el donostiarra parece incombustible, la entidad entiende que ha llegado el momento de localizar un nuevo delantero que pueda ir tomando su testigo.

Ya que Iñaki Williams no parece por el momento capacitado para moverse con solvencia en la posición de 9 y los jóvenes Gorka Guruzeta y Asier Villalibre aún no han dado un paso al frente, la secretaría técnica sigue de cerca a, según Marca, dos jugadores que pasaron por Lezama y mantienen una interesante progresión: Guillermo Fernández (25 años) y Mario Barco (25).

El primero acaba de arrancar su segunda temporada con el Numancia, conjunto con el que ha sumado 12 goles en 48 partidos; mientras que el segundo ha aterrizado este verano en el Cádiz tras poner punto y final a su etapa en el Lugo (23 encuentros, 5 tantos).