El contrato de Eneko Bóveda termina al final de la presente temporada y el Athletic Club no presentará ninguna oferta para prolongar la estancia del futbolista en Bilbao. El polivalente jugador, capaz de ejercer tanto de central como de lateral derecho, no entra en los planes del equipo rojiblanco donde la próxima temporada perdería las escasas oportunidades que actualmente tiene de entrar en el once con la presencia de Capa en banda, teniendo ya, con la vuelta de Yeray, muy reducidas sus opciones en el centro de la zaga.

Según Deia, el zaguero de 29 años esperará hasta verano, con la carta de libertad ya bajo el brazo, para encontrar un equipo al que sumarse y con el que volver a mostrar sus máximas capacidades como futbolista.